miércoles, 5 de mayo de 2010

La invasión de los ladrones de cuerpos Part. 1 by Pai-Mei



Están aquí: seres extraterrestres que, aun siendo físicamente exactos a nuestros familiares, amigos y allegados varios, su manera de pensar es gregaria y "rebañil" hasta decir basta.
No conocemos el momento exacto en que se ha obrado el pasmoso trueque, pero estos seres, idénticos en apariencia a los que antaño daban sentido a nuestras vidas, hogaño han sido sustituidos por entes con un disparatado sentido de la realidad y unas percepciones distorsionadas, que les hacen creer que 70 mujeres muertas de un efectivo total de más de 20 millones, es un problema acuciante. Más preocupante que los millones de muertos por hambre en el mundo, más que las cientos de personas que disponen de sus vidas mediante el decoroso procedimiento del suicidio, y no dudan en aplaudir severas medidas restrictivas y disparatadas que tienen por objeto conducirnos a una utopía mejor, en la cual el ser humano erradicará la inevitable violencia de su ser a golpe de milagrosas e infalibles leyes.
No salgan de sus casas, no hablen con ellos: son extremadamente peligrosos, influenciables y fanáticos pero, sobre todo, son demasiados.


- Y dices que tu madre te obliga a jugar con muñecas, Manuel?
-Tí, y me dice cosas raras como que si me gusta jugar con camiones soy un machista y un acosador
.

Los pasos a seguir para detectar a uno de estos clones carentes de sentido común son:
-Ausencia de criterio (los clones femeninos son los más jodidos de distinguir).
-Aparición de mantras repetitivos y contradictorios en los sujetos femeninos del tipo:"soy una mujer económicamente independiente pero me vendría de putifa quedarme con tu piso y la mitad de tu sueldo en la separación, Antonio".
-Prolongada exposición a los temibles rayos catódicos.


- Tenías que decir en voz alta que te gustaba fregar y que querías tener hijos antes que ganar un sueldo, no?
-Perdona, Antonio: sólo soy una chica.


Al parecer, la transformación colectiva de la sociedad comenzó a partir de una serie de capullos dentro de los cuales se gestaban las réplicas carentes de alma.
Dramatización:

......... Aquí vemos al capullo en cuestión.
-Hola, nena, me pareces una chica muy sana y ecologista...salimos?

La vida de don Miguel Hierofante, varón español de bien, de copita de coñac diaria, siesta, leer el marca por las tardes y propietario de fiel perro labrador adoctrinado en la ardua tarea de traerle las zapatillas, cambió el día en que esta nueva y curiosa raza le hizo darse cuenta al fin que llevaba toda su vida siendo un cruel opresor machista y un acosador en potencia.


-Qué curioso: juraría que es la primera vez que somos tres hombres y tres mujeres jugando al mus en la tasca...no sé qué cojones me ha dicho el Segismundo de parida paridad o algo así.

Miguelín era un hombre analógico en un mundo digital*, comenzaba a ser un paria para su familia que ya pertenecían a la perversa raza extraterrena, porque por cojones un plan tan perverso tenía que ser extraterrestre.

Nuestro héroe, que era un tanto corto de miras, comenzó a darse cuenta de la paulatina y mefistofélica invasión el día que su hermana y unas amigas decidieron al fin buscarle una novia.










-La virgen pero qué coño?


-Pasa algo, Miguelín?, esta chica tiene tres doctorados y te hace un enorme y astringente* favor accediendo a la coyunda carnal contigo...vamos a pasar por alto que has dicho la palabra "coño", por ser tú

Esto es sólo un ejemplo de lo que puede acontecer si se topa con estos seres, huya, evite las aglomeraciones y abrace la soledad del retiro espiritual...se ha topado usted con alguno?

No hay comentarios:

Publicar un comentario