sábado, 8 de mayo de 2010

Neutral Malvado XII - El monstruo de la sexualidad femenina

1. La sexualidad femenina está más interesada en la calidad que en la cantidad. Si educamos a las mujeres en la idea de que "tu coñito merece la máxima satisfacción", ellas lo que querrán es al mejor macho disponible para su coñito. Un coño busca la máxima calidad (la cantidad no le interesa). A partir de ahí, empiezan a ofrecer su vagina al macho exitoso, al preseleccionado por otras, al que tiene la polla corroída de tanta exposición al fluido vaginal. Al mismo tiempo, desprecian con más saña al macho de medio-bajo rango, porque "ellas son mujeres liberadas que merecen la mejor polla". De ahí que se produzca el efecto harén, donde una mayoría de tías pugnan por unos pocos machos y ofrecen su coño para tratar de retenerlos. Los harenes de la era simiesca no hubiesen permitido el desarrollo de civilizaciones avanzadas. Lo que ha permitido nuestra civilización es la familia monógama.

2. Pero no sólo eso, al educar a las mujeres en la idea de que su sexualidad es libre, caen en las garras de los instintos más primitivos, involucionan a un estado de hembras mamíferas de la era precultural y precivilizatoria. De modo que el macho deseado deja de ser el hombre amable y productivo (proveedor de recursos) y pasa a ser el macarra agresivo (semental). La mujer se embrutece, se animaliza, se vuelve más hembra que nunca. La consecuencia de esto es: tasa de abortos disparada, maternidad en soltería, tercermundización en suma.

3. Las relaciones hombre-mujer son mucho más inestables. Al estar imbuidas de la idea de que deben buscar la máxima satisfacción sexual (y para ellas satisfacción sexual es igual a "tener al mejor"), todos los hombres les parecen insatisfactorios, todos son una mierda comparados con los modelos de cine y televisión. Basta que conozcan a un "xiko misterioso en el chat" para que su noviazgo o matrimonio se tambalee. Siempre hay un hombre mejor en alguna parte. A una mujer no se le puede vender la idea de que su sexualidad es libre, porque la condenamos a una insatisfacción permanente: para ella libertad sexual es igual a "tener al hombre más atractivo y más deseado por las hembras rivales para mí y sólo para mí".

4. La sexualidad femenina desatada es un agente destructor de familias. Un varón casado puede darle rienda suelta a su sexualidad yéndose de putas o follándose a la secretaria, pero en ningún momento dejará de querer a su mujer ni va a dinamitar los cimientos de su hogar o su familia. El varón sabe separar lo genital de lo afectivo o familiar. En cambio, una mujer casada, si le da rienda suelta a su sexualidad y tiene un affaire extramatrimonial, al no saber separar lo genital de lo afectivo, destruye su familia, se divorcia de su marido, priva a sus hijos de la figura paterna, provoca graves trastornos vitales a sus hijos, a su marido, a sus padres, incluso a su amante y a ella misma.

¿Por qué coño os creéis que siempre ha existido esa doble moral que ha permitido a los hombres tener más libertad sexual que las mujeres? Porque si le damos libertad sexual a las mujeres, esto es un caos de agárrate y no te menees.

La decadencia de occidente tiene mucho que ver con la liberación sexual de la mujer (caída de la natalidad, aumento de divorcios, familias destruidas, niños malcriados por ausencia de figura paterna, invasión musulmana, consumismo desmedido, ascensión del gigante chino, etc.)

7 comentarios:

  1. Qué puñeterísima fijación tiene la gente de putalocura con la poligamia y el tan manido tópico de "TODO macho busca aparearse lo más posible y TODA hembra cópular sólo con el mejor". Mucha ansias frustradas de poliginia rezuman, me da esa impresión. Y con razón; me pregunto si de verdad la gente se cree semejante cuento chino. La poligamia es del todo inviable en la especie humana, una mujer no puede valerse por sí misma, y no digamos ya pasar embarazos y mantener a la prole. Es necesario que un hombre asuma infinidad de responsabilidades, pero obviamente, él necesita saber que los niños que mantiene son realmente suyos. Y ella no permitiría jamás que otras mujeres usurpen los recursos que chupa de su hombre quedándose preñadas de él.

    No me extiendo más que esto sólo es un comentario, pero hay demasiada evidencia de que la especie humana es monógama y ésa es la razón por la que las sociedades humanas sólo triunfan si son monógamas. Y no debería ser difícil de comprender, en contra de lo que dicen estos tópicos que tanto gustan, existen especies monógamas de la misma forma en que las hay polígamas. ¿Tanto cuesta comprender que una especie sólo sobrevive si cumple con los propósitos para los que ha sido pensada? ¿De verdad la gente cree que la monogamia humana es algo cultural, cuando ya hemos visto que en tiempos de promiscuidad y poligamia se va todo al garete? ¿Qué hubiera ocurrido entonces en tiempos de nula sofisticación cultural?

    No deja de sorprender la precisión que tienen esos foreros para ciertas cosas y sin embargo cómo meten la pata hasta el fondo para este tema en concreto.

    ResponderEliminar
  2. A mi me sorprende (Y sin ánimo de ofender), la forma en la que dogmatizas tu subjetividad para decidir donde se mete y donde no la pata. Sobre todo en un tema tan abierto.

    No obstante, creador del blog...
    "La decadencia de occidente tiene mucho que ver con la liberación sexual de la mujer (caída de la natalidad, aumento de divorcios, familias destruidas, niños malcriados por ausencia de figura paterna, invasión musulmana, consumismo desmedido, ascensión del gigante chino, etc.)"

    Me parece que en esta frase en concreta tu misoginia te ha cegado demasiado... Ya que a poco que leas un poco de teoría económica actual, te darás cuenta que todas esas causas (o mejor dicho consecuencia) se deben más que a la liberación sexual de la mujer, a la penetracion de la mujer en el mercado de trabajo (caída de la natalidad, aumento de divorcios, familias destruidas, niños malcriados por ausencia de figura paterna, consumismo desmedido -esto ultimo quizás mas achacable a la avaricia de las empresas y su apuesta por el enfoque de marketing de crear necesidades-.), lo cual, no desbanca totalmente tu teoria...

    Mujer trabajadora -> Mujer independiente económicamente -> Mujer no necesita arroparse bajo el brazo del varón para sobrevivir ella y su prole -> Mujer que puede permitirse estar sola -> Mujer que puede probar nuevas relaciones con nuevos varones -> Mujer liberada sexualmente

    Me ha gustado tu blog, ácido, pero interesantes posturas, aunque he de decirte que todas claramente influidas por una fijación en el odio a la figura femenina que cualquier psicoanalista te diría que puede deberse a una frustración con ellas. Lo desconozco pero te animo a seguir escribiendo.

    P.T.

    ResponderEliminar
  3. ¡¿Subjetividad?! ¿Dónde?

    ¿Acaso el asunto se reduce a lo que yo creo o yo dejo de creer? No, señor; se trata de lo que es o deja de ser, y creo haberme expresado de un forma objetiva e impersonal, aunque por contundente pueda parecer lo contrario. Si no estás de acuerdo siempre puedes intentar rebatirlo, pues yo no le impongo nada a nadie, sino que explico y demuestro, algo que no tiene nada que ver con dogmatizar.

    No hay subjetividad en eso.

    Por cierto, y aunque no iba por mi...

    La entrada de la sexualidad femenina no la ha escrito el creador del blog, sino un forero de putalocura, él lo único que ha hecho ha sido recopilarlo.

    Y realmente hay mejores formas de criticar que tachar a alguien de misógino y basar toda la crítica en torno a eso.
    Yo tampoco quiero ofender, pero es que es un topicazo con qué facilidad sale la palabra "misoginia" cuando alguien se sale del camino marcado. Juzgar a alguien tras opinar sobre lo que ha dicho es una cosa, pero juzgarlo primero y fundamentar la opinión en ello es muy distinto.

    ResponderEliminar
  4. En cuanto al razonamiento de que la mujer trabajadora está "liberada sexualmente", es cuando menos un tanto falaz:

    -Bien estaría que una mujer quiera trabajar y ganarse el sustento; no lo es tanto que para hacerlo deba tener regalías del Estado porque si no no lo consigue/no puede competir con hombres/no destaca/etc.

    -Una mujer que necesita de papi Estado para sobrevivir en el mundo laboral no es que sea muy independiente que digamos.

    -El matrimonio tradicional no suponía ninguna atadura para la mujer, sino un reparto de tareas en según aquello para lo que cada cual estaba hecho, y una puesta en común con el otro cónyuge para el beneficio de la familia. A las de hoy no parece gustarles asumir responsabilidades en común con su marido. No es que una mujer independiente "no necesite" al varón, es que por ganar dinero se piensa que no tiene que establecer tratos con él. Además aquí se aplica de nuevo ese doble rasero feminista, porque mientras una mujer trabaja para “liberarse y ser independiente”, un hombre lo hace para mantener a una familia, es decir, para atarse y asumir más responsabilidades. ¿Cómo sería un varón liberado? Es difícil de imaginar.

    -Estar sólo no es necesariamente algo positivo. Es un error tomárselo como una recompensa. Tanto como pensar que la compañía tiene que conllevar dependencia.

    -”Probar nuevas relaciones con nuevas personas” es un eufemísmo para decir "tirarse todo lo que se mueva", buscar cantidad y variedad en vez de buscar a alguien en concreto, supone falta de estabilidad y nulo interés por cambiar la situación. Es banalizar el sexo como si de un pasatiempo se tratara, y pensar que sólo se conoce a alguien si ha habido sexo de por medio. Sería muchísimo mejor conocer a alguien y luego si acaso pasar al sexo, que tener a éste como carta de presentación.

    -La “liberación sexual” de la mujer es en si misma aberrante: por cada mujer “atada” ha tenido que haber por narices un varón “atado”, y sin embargo por esos, como de costumbre, no se preocupa nadie; y la fidelidad no supone atadura alguna, sencíllamente conlleva asumir una serie de responsabilidades (que tampoco hay que asumir en contra de la propia voluntad, sólo si se está preparado), justo lo que a la gente hoy en día le asquea tanto.

    El problema está en que la gente en general y sobre todo la mujer en particular no quiere ser “libre”, eso es una tapadera, sino “libertina”, guiarse por la ley de la real gana, no pagar consecuencias y “que me quiten lo bailao”.

    La “liberación sexual de la mujer” es sencíllamente aberrante porque falla en objetivos y procedimientos, pero sobre todo, en su fundamento.

    Por cierto, la palabra "misoginia" no tiene, o no debería tener ningún valor peyorativo. :)

    Y repito, que no pretendo imponer, sino exponer. Luego cada cual puede pensar o no que tengo razón, y llevarme la contraria si quiere, pero eso ya es cosa suya. Yo al menos sencíllamente procuro ser objetivo, que la realidad es una sola y lo único relativo son los ojos a través de los cuales se mira.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Un análisis COJONUDO.
    En cuanto a la mujer la sacas de lo que ha venido siendo lo tradicional (que por otra parte, es lo que ha funcionado siempre, y "si las cosas funcionan bien así, para qué las vamos a cambiar" -Felipe González dixit) se te crece y se te sube a la parra.
    El fanatismo del converso versión uterina.

    ResponderEliminar
  6. No se que hay de malo en buscar al macho alfa, yo en mi incubadora dejo entrar a quien a mi me de la santísima gana. Si un mozo fuerte, preto, magro y bien curtido se presta a depositar su jugo sobre mi, bienvenido sea. En el futuro no esta obligado a entenderse conmigo, sino bien tiene derecho a ver a su prole si así lo quiere. Me parece bien.
    En cuanto al cuarto punto, no estoy de acuerdo. Tengo la capacidad de mantener a mi familia unida y por otra parte mis escarceos sin que ello interfiera. Es algo que las mujeres podemos hacer ya que de sobra es conocido que realizamos diversas actividades sin que estas interfieran entre si.

    ResponderEliminar
  7. Vengo a opinar parecido que la anónima del comentario anterior sobre el cuarto punto. A mí me parece curioso que el autor del post no nombre la cantidad de hombres (bastante superior a la de mujeres) que tampoco hacen esa separación y dejan a sus mujeres por otras, generalmente más jóvenes, dejándolas a las primeras y a sus hijos en la estacada ¿Esos hombres no destruyen sus familias? Por otro lado si bien es cierto que hay más mujeres “monógamas” también existen aquellas que hacen exactamente lo mismo que esos hombres pero separando lo genital de lo afectivo y teniendo sus amantes, sin que eso salga nunca a la luz ni implique ningún destrozo familiar ¿Opinaría el autor del post que esas mujeres salvaguardan la unidad familiar, o sería hipócrita y diría que sólo los hombres pueden tener esa oportunidad por su hombría y esas mujeres son unas “putas”?

    ResponderEliminar