lunes, 9 de marzo de 2009

Neutral Malvado III - Sexualidad femenina

Lo que está claro es que todas las mujeres sois propensas a la bisexualidad. Por varias razones:

1. Egocentrismo femenino. Las mujeres se sienten el centro del universo y el eje vertebral de la humanidad. Una mujer gasta más tiempo observando a las hembras rivales que a los machos que le podrían interesar. A una mujer le pones delante una pareja de novios, y su vista se detiene más rato sobre ella que sobre él. "¿Has visto qué vestido llevaba Fulanita?", mientras que en él ni se han fijado. Las fantasías sexuales femeninas no consisten en imaginarse cuerpos masculinos desnudos o pollas erectas palpitantes, sino en imaginarse a ellas mismas siendo observadas, siendo las protagonistas, siendo el puto centro de atención. A la mayoría de mujeres heterosexuales les excita lo mismo ver un cuerpo femenino atractivo que ver un cuerpo masculino atractivo. Es tan fuerte la energía centrípeta que emana del cuerpo femenino que toda mujer se siente en mayor o menor medida atraída por el cuerpo de otra mujer, de manera que toda mujer es propensa a la bisexualidad.

2. Predominio de lo afectivo sobre lo genital. Como el cóctel hormonal femenino conlleva una libido baja, la sexualidad de la mujer es más afectiva que genital. Si la sexualidad femenina es esencialmente afectiva, les da igual relacionarse con hombres que con mujeres que con perros que con gatos. Total, ellas pueden vivir sin sexo mejor que nosotros. ¿A cuántas mujeres conocéis cuyas vidas afectivas giren exclusivamente en torno a sus perros o a sus gatos? Yo a muchas. Les da igual un hombre, que una mujer, que una mascota, que un hijo. La cuestión es tener a alguna criatura, da igual de qué género o especie, que satisfaga sus mórbidas necesidades afectivas.

3. Plasticidad sexual femenina. Ya lo he dicho mil veces: La sexualidad femenina, dada su baja energía libidinal, es propensa a que le dé igual ocho que ochenta, carne que pescado o chorizo que almeja.

4 comentarios:

  1. Magnífico análisis!!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, y qué, somos así, ¿es crimen acaso de lesa humanidad? pasad vosotros un poco de nosotras (o de una parte de nuestra anatomía) y viviréis más felices. Para colmo queréis no solo disfrutar de nuestro cuerpo, también que nos ENAMOREMOS, que os adoremos, que os contemplemos extasiadas.

    No comprendéis nada, no estamos hechas para eso.
    Nunca entenderé cómo es posible odiar y ansiar algo tanto a la vez, con esa tremenda energía tan típicamente masculina.

    ResponderEliminar
  3. Por fin alguien se da cuenta de la auténtica sexualidad de las mujeres!! Dices "bisexual" pero yo entiendo que tiran más bien al lesbianismo. No son pocas las feminazis que lo reconocen sin ambigüedades. Y son muy pocos los hombres que se dan cuenta, lo cual es una pena.
    De todas maneras, hay que entender que esta estúpidez masculina con todo cuanto hace referencia a mujeres y sus inclinaciones sexuales, es un "truco" de la Naturaleza para hacer que la humanidad no se extinga. No hay más.

    ResponderEliminar