martes, 10 de marzo de 2009

Wetamir XII - Que se acuerden

Os invito a ver la escena como una tercera persona, intentadlo.

Un tio y una tia sentados en una mesa de una cafetería, por ejemplo.
El tio hablando, sacando temas, intentando ser gracioso, elocuente, constantemente llevando la conversación.
La tia callada, mirándolo de arriba a abajo, juzgando. El tio dice algo, la tia tuerce el gesto, el tio saca otro tema, la tia contesta con un monosílabo, el tio comenta una anécdota la tia parpadea, no dice, nada, no aporta nada, ella es el público y el tio a currar, a agradar, a quedar bien.
La tia no es calladita, los cojones calladita, mañana con el corro de amigas delante lo pondrá tibio, le faltará aire para ridiculizarlo bien, señalar todos los defectos que apreció en el tipo.

Toda esta charada para echar un puto polvo, toda esta farsa, todo este protocolo de mierda mientras la diva de los cojones no hace nada, porque nunca hacen nada, porque para ellas es como ver la puta tele, es insultante, joder.

No caigais ahí, si una tia se pone en ese plan, si os veis metidos en semejante dinámica de payaso de circo, mandadla a tomar por el culo pero bien, de manera bien evidente, que se acuerde, me cago en Dios.

No confundais carencia de locuacidad con el muro de soberbia de una puta consentida.

1 comentario:

  1. A mi cuando me ha ocurrido eso me he quedado callado mirandola y riendome y al cabo de un rato ella habla y dice ¿que pasa?

    A lo que le digo nada que estoy mirandote y... bueno nada nada nada

    La dejo con intriga para una semana y me piro

    AHORA QUE SE COMA EL COCO POR MI Y A TOMAR POR CULO

    Te aseguro que no hay ninguna chica que si un tio le saca un defecto y no se lo dices no se coma el coco porque todas piensan en una cosa "en ellas mismas".

    no me gusta entretener a nadie, si hay tema y hablamos bien pero diosas para el olimpo

    Siempre he pensado que si quieres que una chica vaya detras tuya tienes que ponerte por delante de ella y me da coraje porque los chicos somos muy sencillos y para nada retorcidos, pero ante la creciente fauna feminista hay que emplear cañonazos de maldad.

    Ellas lo han preferido asi, estas son las nuevas reglas de juego.

    Saludos

    ResponderEliminar