jueves, 26 de marzo de 2009

Wetamir XV - Extremos gilipollas

Estaba pensando... con lo malo que es eso de pensar que todos lo sabemos...

Pensaba en que las mujeres no tienen criterio moral, no pueden ser objetivas en cuestiones de juicios sobre un tema, realmente les tira de un pié.
Son tan inimaginablemente hormonales y viscerales en su misión, están tan obcecadas en sus objetivos que lo que no entra en su reducido campo de visión y margen de beneficio les resulta imperceptible.

Pensaba en lo atractivas que les resultan a las mujeres las personalidades extremas, y al mismo tiempo en la irracionalidad de los mecanismos que tienen que ver con el flujo de sus potorros.
La mujer oye pero no escucha, una personalidad extrema, un tipo extremadamente "lo que sea" llama su atención. Lo que me resulta curioso es que da igual tanto si el tipo es un medallista olímpico como un neonazi fanático.
Para ellas ver a un tio que es llamativo, que parece entregado a algo, que es primario, impetuoso, apasionado, es ver a un macho ejecutando una llamada a la procreación.
Todo esto viene de que toda mujer piensa que TODO lo que hacen los hombres son subterfugios para seducirla, egocentrismo de princesita. Este hace un puente, aquel hace barcos, ese estudia setas... da igual, para ellas toda acción tiene que ver con ellas y el acceso a su vulva.

Pienso en Hitler y la cantidad de coños arios que chorreaban cuando le veían extasiado en alguna congregación de masas. Hitler no era atractivo, pero tenía poder, una filosofía extrema y derrochaba pasión en sus discursos con una oratoria brutal. En pleno desvarío nacional socialista, no me cabe duda de que cientos de mujeres nazis se follarían a Hitler con auténtica lujuria, pensando que aquel señor se subía al escenario y berreaba aquello de matar judíos para llamar su atención, para ser el mas guay.

Un tio extremo, en cualquier sentido, siempre va a tener mas putas detrás de su llamativa estela que cualquier comedido, prudente y moderado racional, que en términos femeninos sería calificado de "gris", "medianía", "sin sangre", "centro-chut", desustanciao, beta, beta, beta...
así que "El Rulas", pastillero del exrarradio con los altavoces mas grandes que su coche tuneado, campeón del parking del Mercadona, que ya tuerce la boca de tanto que se ha metido, que se jacta de haberle partido los dientes a algún moro y que lleva su apodo tatuado en el cuello es, desde la perspectiva de toda mujer, mas atractivo que cualquier otro tipo de la zona que no haga nada para llamar la atención y chanar tanto como "El Rulas".

Porque da igual la base ideológica y de carácter, importan poco afiliaciones y prejuicios, para una tia el campeón es el que llama su atención, da igual si es ganando medallas o matando negros, haga lo que haga "lo hace por ella" para impresionarla.
Si el tipo destaca en el teatro social, ella destacará al estar con él.

Están como putas cabras, y a la hora de justificarse... joder, defenderían a Stalin si estuviesen saliendo con él. Justificarían las mayores animaladas. Su palabra no vale nada.

4 comentarios:

  1. Quite better, by betersea!!

    ResponderEliminar
  2. "no me cabe duda de que cientos de mujeres nazis se follarían a Hitler con auténtica lujuria, pensando que aquel señor se subía al escenario y berreaba aquello de matar judíos para llamar su atención, para ser el mas guay."

    "joder, defenderían a Stalin si estuviesen saliendo con él. Justificarían las mayores animaladas. Su palabra no vale nada."

    Joder, verdades innegables. Mira el desgraciado ese que pegó al Catedrático y lo dejó en coma. El profesor vio que el gilipollas estaba pegándole a la novia y salió en ayuda de ella. Poco después apareció la muy imbécil defendiendo al novio. Si es que hay que ser subnormal profundo o cierto tipo de mujer para pensar así.

    ResponderEliminar
  3. Al niñato asesino que mato una chica en sevilla le llegan cartas de amor a la carcel de admiradoras. MUY FUERTE pero es la realidad

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una personalidad bastante radical y a menudo me veo en situaciones desenfrenadas y no pillo puto cacho.

    ResponderEliminar